Entrada: El Centro de Bienestar Animal La Perla ha atendido 14 casos de Distemper Canino o Moquillo, ante brote de la Enfermedad en algunas Zonas del País

En los rescates de animales de compañía que ha realizado el equipo del Centro de Bienestar Animal La Perla, durante el último mes, se han identificado 14 casos de perros positivos para distemper canino o moquillo, 18 de parvovirus y 3 con síntomas de las dos enfermedades, por lo que ya se definieron los protocolos y tratamientos para prevenir un posible brote.

Precisamente, en algunas zonas del país como Bogotá, el departamento de Tolima y la Isla de San Andrés, se han registrado brotes de este virus, que es altamente contagioso y que afecta al sistema neurológico y gástrico de los perros, y puede ser incurable.

El distender canino o moquillo afecta uno o varios sistemas del animal, como el respiratorio, el digestivo, el cutáneo y el nervioso, entre otros. Cuando un perro se contagia de moquillo, además de los síntomas respiratorios, puede presentar señales de pérdida de funcionalidad pulmonar, convulsiones, depresión, dolores musculares inespecíficos, pérdida del equilibrio y coordinación, entre otros.

La enfermedad se contagia entre perros a través de las mucosas, orina, excretas y estornudos; por eso aumentan los contagios en épocas de lluvia. Los seres humanos no se enferman de moquillo, pero sí pueden contagiar a otros caninos sí estuvieron en contacto con fluidos de un animal enfermo.

Los animales son mucho más vulnerables de contraer el virus del distemper canino o moquillo cuando son cachorros, pero todos los perros son susceptibles al contagio si no están vacunados. Para evitar el moquillo, los cuidadores deben verificar que sus animales de compañía hayan completado sus dosis: una a los 45 días de vida, un refuerzo según criterio médico y otra cada año.

Si el perro muestra síntomas, se debe evitar que tenga contacto con otros caninos, dentro o fuera de casa. Además, se debe mantener una limpieza estricta en relación con la orina y las excretas.

Aunque existe una vacuna para prevenir el moquillo, no es efectiva en un 100 %, por eso es posible que animales vacunados contraigan la enfermedad. Sin embargo, es la mejor herramienta para prevenir el virus, sobre todo porque existen algunas estrategias para tratar los síntomas que muchas veces no garantizan la recuperación adecuada y óptima del animal, ni tampoco la eliminación del virus.

buscar

categorias

te puede interesar:

Vidas y Silencios Ocultos Tras el Reciclaje

El reciclaje, un oficio en el que las basuras desatan desde sus entrañas los sueños de seres apasionados por la vida.

Una actividad que en el sector de Los Puentes, en Medellín, le abre paso a la esperanza de superar una realidad sobrecogedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Ir al contenido